A pesar de que es una feria atípica porque se han reducido la cantidad de reuniones de negocios, así como la cantidad de visitantes, los hoteleros dominicanos ven