SANTIAGO. El Arzobispado de aquí se manifestó a favor de que los próximos integrantes de la Junta Central Electoral (JCE) no sean militantes o simpatizantes de partidos políticos.