ALEMANIA: Cumbre del G20 comienza con violentos disturbios en las calles.

HAMBURGO, Alemania.- La cumbre del G20, que reúne aquí a los líderes de las principales economías del mundo y las potencias emergentes, ha comenzado esta mañana con una reunión centrada en el terrorismo internacional, mientras en las calles se registraban de nuevo enfrentamientos entre policía y manifestantes.

La canciller alemana, Angela Merkel, anfitriona de la cita, ha recibido a sus invitados en el recinto ferial de la ciudad portuaria, tomada por la policía para garantizar la seguridad de las delegaciones.

Tras el “retiro” de los mandatarios para analizar el combate del terrorismo yihadista, llegarán a la mesa de negociaciones los dos asuntos más espinosos de la cumbre por la falta de consenso con Estados Unidos: el libre comercio y la lucha contra el cambio climático.

Libre comercio y cambio climático, los caballos de batalla de Trump

Merkel se reunió este jueves con el presidente estadounidense, Donald Trump, para intentar allanar el camino a un acuerdo, aunque las delegaciones asumen que los equipos negociadores seguirán trabajando hasta el último momento.

En paralelo a las sesiones plenarias, Hamburgo será esta tarde escenario de la esperada primera entrevista entre Trump y el presidente ruso, Vladímir Putin.

“Espero con interés todas las reuniones de hoy con líderes mundiales, incluyendo mi reunión con Vladímir Putin. Mucho que discutir”, ha asegurado Trump en su cuenta de Twitter al comenzar la jornada.

Tiene en agenda también su primera reunión bilateral con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, que canceló una visita a la Casa Blanca a comienzos de año por las tensiones sobre el muro que el presidente estadounidense planea construir en la frontera y hacer que México pague.

Un centenar de heridos en los disturbios

La tensión entre los mandatarios se ha trasladado también a la calle. Al menos 111 agentes de la Policía han resultado heridos y 44 manifestantes han sido detenidos en las últimas horas.

Los primeros choques empezaron poco después de que arrancara la marcha la pasada tarde, sobre las 19.00 horas, cuando las fuerzas de seguridad observaron la presencia de un millar de encapuchados mezclados en el grueso de la manifestación, bautizada como “Welcome to Hell” -“Bienvenido al infierno”-. Repetidamente se les conminó a que se descubrieran el rostro, pero visto que ignoraban esas advertencias los efectivos antidisturbios procedieron a detener la manifestación y hacer uso de cañones de agua a presión para dispersarlos.

En una popular plaza del barrio de St Pauli, donde se concentraron unas 12.000 personas, se produjeron los incidentes más graves con ataques a los agentes, barricadas y la rotura de escaparates y mobiliario urbano, así como la quema de un automóvil.

Treinta manifestaciones y 100.000 personas

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, que iba a participar en un acto con escolares sobre el G20, canceló su asistencia ante los dispositivos de seguridad desplegados, según informaron los organizadores del evento.

La policía de Hamburgo informó también este viernes de que se había detectado la presencia de objetos sobre las vías en una estación de tren, lo que afectó el tráfico ferroviario en determinados puntos.

Para este día hay unas 30 manifestaciones convocadas por organizaciones antiglobalización, sindicatos, estudiantes y grupos religiosos,

Las autoridades alemanas estiman que podrían acudir unos 100.000 manifestantes. Las autoridades alemanas han dispuesto un operativo de unos 19.000 agentes para preservar el orden.

FUENTE

AGREGA UN COMENTARIO

Your email address will not be published. Required fields are marked *